A través del tiempo

Por Fernando De Lucchi Fernald

Antecedentes y nacimiento de la institución

La historia del Conservatorio Nacional de Música se remonta hasta mediados del siglo XIX cuando nuestro héroe y autor del Himno Nacional, José Bernardo Alcedo presentó ante el Congreso de la República el primer proyecto de Conservatorio Nacional para el Perú. Por razones políticas, este proyecto, así como los posteriores intentos de fundar la primera institución educativa oficial para la formación de músicos, no se concretaron hasta que en 1908 el Presidente Don José Pardo aprueba los mecanismos y el presupuesto para la puesta en marcha de una Academia Pública gratuita para la enseñanza de la música mediante Resolución Suprema Nº 1082 de fecha 09 de mayo de 1908Esta Resolución Suprema autoriza aplicar los gastos que demande el establecimiento de la Academia Musical, a la Partida No. 59 del Pliego Extraordinario del Presupuesto General de 1908 y dispone la inclusión, en el Proyecto de Presupuesto General para 1909, de la partida correspondiente para el sostenimiento de la Academia.  La misma norma aprueba un contrato entre el Director General de Instrucción, en representación del Supremo Gobierno, con el Presidente de la Sociedad Filarmónica a través del cual se precisaba, entre otros aspectos: 

  • que la Academia sería Pública y gratuita para la enseñanza de la música y que debía crearse en el curso del año 1908
  • que el plan de estudios comprendería: Solfeo y teoría musical, armonía, contrapunto, fuga y composición, canto, piano, instrumentos de arco, instrumentos de viento, clases de conjunto, historia de la música y literatura musical. "Este plan se desarrollará de acuerdo con el Reglamento Interno y conforme lo permita el número de alumnos"
  • que para ingresar, debía rendirse exámen ante un Jurado;
  • que la duración de los estudios sería de cinco años, concluidos los cuales se otorgaría un diploma firmado por el Ministro de Justicia, Instrucción y Culto;
  • que el Reglamento Interno sería formulado por la Sociedad Filarmónica y sometido al Gobierno para su aprobación;
  • que la duración del contrato sería de cinco años y, si por cualquier emergencia la Sociedad Filarmónica se disolviera, el Gobierno recuperaría todo el material que se hubiera comprado con la subvención acordada;
  • que el Gobierno subvencionaría inicialmente con un mil doscientas libras de oro anuales, pagaderas por trimestres durante el primer año de estudios, "cifra que aumentará en los años siguientes en proporción al desarrollo de la Academia, hasta completar el total de ciento cincuenta alumnos de que  trata el art° 3."
  • que el Gobierno ejercería supervigilancia en la "Academia Pública de Música"
  • que la subvención correría desde el año 1908

El 07 de julio de 1908, el Ministerio de Justicia Instrucción y Culto publicó en el diario El Peruano la forma y las condiciones que debían reunir quienes pretendiesen ingresar a la Academia, precisando que "Los alumnos diplomados en la Academia Musical cumplirán la obligación de prestar sus servicios al Supremo Gobierno, por el plazo de dos años, con la remuneración que este les acuerde". En la misma fecha se publica otra Resolución del 04 de julio de 1908 autorizando al Cónsul del Perú en Stuttgart para que en representación del Supremo Gobierno, celebre con el futuro Director de la Academia, un contrato sujetándose a las bases y estipulaciones que constaban en el proyecto adjunto.  Pocos meses después se publicaba en el diario El Peruano la aprobación del contrato de Federico Gerdes y se disponía el rembolso interministerial con cargo al presupuesto de la Academia Nacional.  A continuación se cita algunas de las obligaciones del contratado: 

  1. Se obliga a prestar sus servicios profesionales a órdenes de la Sociedad Filarmónica, ocupándose principalmente:
    • "De organizar y dirigir la Academia Musical de Lima que debe crear y sostener la referida Sociedad Filarmónica, bajo la protección y vigilancia del Gobierno Nacional, con arreglo al supremo decreto de 9 de mayo del presente año y al contrato de su referencia, decreto y contrato que declara conocer".
    • "Presentar en el plazo máximo de tres meses, después de hacerse cargo de su puesto, un informe sobre el plan de estudios y proyecto de reglamento interno de la Academia"
    • "Absolver los informes que por conducto de la Sociedad Filarmónica solicite el Gobierno referentes al arte musical"
    • "Dictar cursos en la Academia"
    • "Dirigir la orquesta de la Academia..."
  2. "...se dedicará al cumplimiento de estas obligaciones y a que la Academia llene el fin de formar músicos profesionales..."
  3. "La remuneración que recibirá... por conducto de la Sociedad Filarmónica será de seiscientas libras peruanas (Lp.600) al año pagaderas por mensualidades vencidas a partir de la fecha de su llegada a Lima."
  4. "La duración del presente contrato será de tres años forzosos contados desde su llegada a Lima, prorrogables a voluntad de las partes."
  5. "El Gobierno del Perú se reserva el derecho de cancelar este contrato a solicitud de la Sociedad Filarmónica, bien sea dando un aviso anticipado de cuatro meses... ó bien inmediatamente; en el primer caso continuará este profesor en servicio durante dichos cuatro meses abonándosele el sueldo fijado en este contrato, y además pasaje de regreso; en el segundo caso el Gobierno pagará tres meses de sueldo y pasaje de regreso.  Pero si la rescisión del contrato se verifica por culpa de este profesor, el Gobierno no hará ninguno de los pagos anteriormente citados ni los pasajes de regreso."
  6. "Si por alguna circunstancia dejara de funcionar la Sociedad Filarmónica, el Sr continuará bajo las órdenes del Gobierno con arreglo a las cláusulas de este contrato."
  7. Cualquier diferencia que pueda surgir sobre la interpelación o rescición de este contrato, serán resueltas única y exclusivamente por los tribunales peruanos."

 

 Federico Gerdes, tacneño, 1er Director de la Institución

Luego de varios meses de preparativos, se inicia en 1909 las actividades académicas bajo la dirección de Federico Gerdes, excelente músico académico, egresado del Conservatorio Real de Leipzig, quien al lado de José M. Valle Riestra en la sub dirección y un pequeño cuerpo de maestros provenientes de distintos conservatorios del mundo, imparten clases de piano, violín, violoncello, canto, de teoría y solfeo.  En la relación de profesores publicada en la Memoria institucional de 1910 se aprecia:

Federico Gerdes - Conservatorio de Leipzig - Profesor de las clases de canto y piano (superior y perfeccionamiento)

José Valle Riestra - Profesor de las clases de Solfeo, Armonía, Contrapunto, y Fuga - Composición

Próspero Marsicano Conservatorio de Rio de Janeiro - Profesor de la clase de violín

Erich Schubert - Imperial y Real Academia de Música de Berlín - Profesor de las clases de Violoncello y Piano elemental

Enrique Fava Ninci - Conservatorio de Pésaro - Profesor de las clases de Flauta y Piano elemental

Nello Cecchi - Conservatorio de Bologna - Profesor de las clases de Violín y Viola

 

 

 

Esta memoria, publicada en forma de folleto impreso al igual que las subsiguientes, contiene también información sobre el año 1909, primer año de funcionamiento académico de la institución.

En el texto de la memoria se lee "Durante el año escolar que terminó en 31 de diciembre de 1909, la Academia funcionó tan solo con cuatro profesores, pero el mayor número de alumnos hizo necesario aumentar también el personal docente y en el año de 1910 han regentado seis profesores las siguientes clases:

Piano (perfeccionamiento) señor Gerdes con 4 alumnos

Canto (elemental) señor Gerdes con 26 alumnos

Piano señor Schubert con 29 alumnos

Violoncello señor Schubert con 1 alumno

Violín señor Marsicano con 10 alumnos

Piano señor Fava con 7 alumnos

Violín señor Cecchi con 10 alumnos

Solfeo señor Valle Riestra" [87 alumnos]

"Pero no se ha contentado la institución con esta labor ya bastante ardua. Deseosa de corresponder a la confianza y a la protección del Supremo Gobierno, y de difundir lo más rapidamente posible en nuestro pueblo el culto y el amor por el arte musical que tanto enaltece la inteligencia y el corazón de los que lo cultivan, se propuso enseñar los principios elementales de música y el solfeo a 150 niñas y 150 niños de las Escuelas Fiscales, clase que empezó a dictarse en octubre de 1909 y que ha continuado hasta hoy dando un magnífico resultado..."

"Las clases de instrumentos de madera y metal, que debieron instalarse el pasado año, no lo fueron por la imposibilidad en que se encontraban los alumnos que acudieron a inscribirse, de comprar instrumentos, generalmente muy caros, y porque la Academia no contaba, en su pequeñísimo presupuesto, con una partida destinada a ese objeto. Es de desear que esta dificultad pueda solucionarse a fin de permitir, el entrante año, el establecimiento de clases que tanta importancia tienen y que son tan escasos entre nosotros."

Si bien el contrato inicial precisaba que el incremento anual de alumnos debía ser de 30 hasta llegar a un total de 150, las cifras reales superaron lo previsto.  En el cuadro siguiente puede apreciarse la cantidad de alumnos matriculados que tuvo la Academia Nacional de Música durante sus primeros cinco años de actividad académica:

Año académico

Cantidad de alumnos matriculados

1909

41

1910

87

1911

109

1912

96

1913

172

 

1912:  Consolidación legislativa y ampliación presupuestal

 Hasta el año 1912, pese a la negativa de ampliación presupuestal del año 1910 hecha por la cámara de Senadores del Congreso, la academia continuó funcionando hasta que el entonces denominado Ministerio de Justicia, Instrucción, Culto y Beneficencia de acuerdo con el Jefe de Estado presenta un proyecto de Ley al Congreso.  En el documento remitido se lee:

"Deseando el Gobierno contribuir al fomento de la cultura artística en el país, creó por resolución suprema de 9 de mayo de 1908, en via de ensayo, una Academia de Música, cuya organización encomendó a la Sociedad Filarmónica establecida en esta Capital por el esfuerzo particular y a la cual acudió, desde entonces, con una moderada subvención.

Los provechosos resultados obtenidos mueven al Gobierno a pedir a las HH. Cámaras la legalización de esta Academia, en la forma en que existe actualmente, ya que por ahora no es posible establecer un conservatorio o una Academia independiente, dada la estreches de nuestros recursos económicos."

En el Dictamen de la Comisión de Instrucción del Congreso (03-10-1912) se lee:"No es posible desconocer los provechosos resultados que se han obtenido con la referida Academia para el desarrollo de la cultura artística del país; y puesto que el referido proyecto tiende a ese fin y satisface en ese orden una necesidad hace tiempo sentida, vuestra Comisión de Instrucción aplaude la iniciativa del Gobierno al respecto, por que así como es necesario protejer el desarrollo de la instrucción, procurando generalizarla en las masas populares, así también hay que fomentar el desarrollo de la cultura artística.  Asi lo han comprendido las Naciones puesto que en casi todas existen Conservatorios destinados al fomento de dicha cultura, i vuestra Comisión de Instrucción considerando de verdadera utilidad nacional el establecimiento de la mencionada Academia, concluye proponiéndoos que aprobeis el proyecto de ley que se trata."

El 23 de noviembre de 1912, el Congreso aprueba el proyecto y da la Ley N° 1725, promulgada por el Presidente Guillermo E. Billingurst el 05 de diciembre de 1912, mediante la cual, se consolida legislativa y presupuestalmente las acciones iniciadas en 1908. Esta Ley le asigna un presupuesto 50% mayor que el anterior a la institución.  En su Artículo 1° señala: "Establézcase en esta capital una academia destinada a la enseñanza de la música, autorizándose al efecto al Poder Ejecutivo para que la organice y reglamente. El Artículo 2° a su vez señala: "Consígnese en el presupuesto general de la República una partida de ciento cincuenta libras mensuales, para el sostenimiento del referido instituto." [sic]

Año académico Cantidad de alumnos matriculados
1915 237
1917 364

Poco a poco fue aumentando el número de profesores aunque las limitaciones presupuestales impedían un desarrollo mayor. En la Memoria correspondiente al año 1915, Federico Gerdes  informó que el Gobierno adeudaba a la Academia cantidades correspondientes a los años 1909, 1913, 1914 y 1915. El incremento de alumnos junto al avance logrado por los pioneros permitieron establecer la docencia "auxiliar". Así, en 1915 hubo once alumnos que actuaron como profesores auxiliares y en el mismo año terminó sus estudios Victoria Vargas (ver pág. 13 de la Memoria correspondiente al año 1915).  En 1917 ya había once profesores, una de las cuales, era la egresada antes mencionada y once profesores auxiliares. El artículo 30 del Reglamento Interno de la Academia Nacional de Música en 1917 señalaba que "Los exámenes públicos se rendirán anualmente en el mes de diciembre de cada año, ante un jurado oficial que será compuesto por el Director de Justicia ó la persona que lo represente, que lo presidirá, el Director de la Academia, el Presidente de la Sociedad Filarmómica, el Profesor del Curso, otro profesor del mismo curso nombrado por el Director y el Secretario. Estos exámenes son obligatorios para todos los alumnos. Los alumnos que no se presenten a examen sin causa justificada serán separados de la Academia". En 1919 la Academia dependía de la Dirección General de Justicia Culto y Beneficencia.

Desde varios años antes del inicio del oncenio del presidente Augusto B. Leguía y cuando menos hasta 1926, la institución figura como "Academia Nacional de Música y Declamación". Leguía promulga el año 1924 una Ley que aumentaba un diez por ciento los derechos de importación a los instrumentos de música y accesorios señalando que el producto de dicho aumento "se destinará al sostenimiento de la Academia Nacional de Música y Declamación..." (Ley 4910).  Leguía fue nombrado Presidente Honorario de la Sociedad Filarmónica en 1926 sin embargo unas semanas después, de manera sorpresiva, declaraba necesario separar la Academia Nacional de Música de la Sociedad Filarmónica.  En aquellos años había críticas a la relación que existía entre la principal institución educativa musical del Estado y una entidad privada compuesta por miembros de alta sociedad limeña.  Hoy, a la luz de los hechos, podemos afirmar que, si bien hubo asuntos que podría haberse administrado mejor en esta primera etapa, es gracias a la Sociedad Filarmónica que el Conservatorio se convirtió en una realidad pese al contexto y notables dificultades de la época.  ¡Sabe Dios cuántas décadas más habrían tenido que pasar para que algún gobernante tomase la decisión de fundar una academia o conservatorio de música si no hubiese sido por la intervención de la Sociedad Filarmónica...!

El año 1927 el gobierno adquiere el local de la calle Minería (actualmente Av.  Emancipación No. 180)  el mismo que hasta el día de hoy es considerado como la sede histórica del Conservatorio Nacional de Música. 

 

 Ingreso a la Sede Histórica. Fotografía anterior al recorte de la fachada

  

Nueva fachada de la Sede Histórica, foto posterior al recorte hecho para ampliar la avenida

Por sus claustros pasaron los primeros maestros y alumnos así como generaciones más recientes entre las que se encuentran Juan Diego Florez (Tenor en actual carrera mundial descollante), Andy Icochea (Director del coro de Los Niños Cantores de Viena), Jorge Caballero (Actualmente considerado entre los guitarristas virtuosos más destacados del mundo), e innumerables músicos que honran al Perú, dentro y fuera del mismo.

En abril del año 2008, la administración del Conservatorio Nacional logró una importante transferencia hecha por el Gobierno Regional del Callao que permitió realizar labores de reforzamiento estructural , mantenimiento y conservación de la casona, PATRIMONIO INSTITUCIONAL que constituye uno de los símbolos de unión fraterna entre las distintas generaciones.

 

1929: Academia Nacional de Música "Alcedo"

Por Resolución Suprema Nº 63 de fecha 12 de enero de 1929 el Presidente Augusto B. Leguía modifica la anterior denominación por "Academia Nacional de Música Alcedo". 

Vicente Stea

Junto a la crisis económica, política y social que vivía el país en el año 1929, sale Federico Gerdes de la dirección y entran sucesivamente varios profesores por poco tiempo. Primero fue Vicente Stea (compositor, director de orquesta y maestro de canto nacido en Italia), luego Enrique Fava Ninci (compositor, director y flautista italiano). Mediante Decreto del 24 de mayo de 1930, Augusto B. Leguía considera que "separada la Academia Nacional de Música 'Alzedo' de la Sociedad Filarmónica, es urgente llevar a cabo en aquella, una labor de reorganización..." y designó interinamente al Doctor Pablo Chávez Aguilar (compositor, organista y profesor) quien "...procederá, de acuerdo con el presidente de la Junta Directiva de la Institución, a formular las bases de los concursos para la provisión de las clases, el reglamento interior y el presupuesto respectivos".  Chávez Aguilar declaró en su Memoria Anual de 1930, estar animado por una intensa pasión nacionalista pero a la vez dio a conocer las grandes dificultades presupuestales que atravesaba la Academia al haberse separado de la Sociedad Filarmónica y al habérsele arrebatado la renta derivada del impuesto a los instrumentos de música creada por el Congreso por ley 4910. La cantidad de alumnos matriculados se había reducido  a 195. Chávez Aguilar consideró al finalizar el año que "la Academia Nacional de Música se presenta ante los ojos de propios y extraños como un centro de enseñanza superior donde imperan el orden y el estudio". El año 1930 sólo recibieron títulos profesionales dos alumnos: María Esther Martínez (Piano) y Conrado de Marzi (Violoncello). Es importante mencionar que Chávez Aguilar abogó por la autonomía institucional: "Las Academias de arte deben gozar de la necesaria autonomía en lo que se refiere a su orientación artística, a la selección de su personal docente y a la solución de sus propios problemas".

Pablo Chavez Aguilar

El 9 de abril de 1931, mediante Resolución Suprema, se crea la "Comisión de Supervigilancia de la Academia Nacional de Música "Alzedo" encargada de discutir el plan de reorganización.  Miembro y secretario de dicha comisión fue Carlos Raygada quien en carta remitida a diversos medios de prensa solicitaba "la opinión de quienes por sus conocimientos técnicos y por la experiencia adquirida entre nosotros mediante el ejercicio práctico del didactismo musical, merecen ser escuchados". Solicitaba "ideas acerca de la organización del Conservatorio Nacional de Música..."

 El miércoles 29 de abril de 1930 se constituyó el Centro Federado de Estudiantes de la Academia Nacional "Alzedo", entidad representativa del alumnado que tuvo entre sus primeros acuerdos:

  • "Comunicar la constitución de esta entidad a las autoridades de la Academia y a la Federación de Estudiantes del Perú"
  • "Cooperar a la labor de difusión cultural iniciada por la Universidad Mayor de San Marcos..."

A partir del 01 de marzo de 1932 asume la dirección de la Academia Carlos Sánchez Málaga (compositor, profesor de solfeo y canto coral). Carlos Sánchez Málaga elevó una propuesta de reforma del cuerpo docente que fue aprobada mediante Resolución No. 1978 de la Dirección de Enseñanza del 02 de junio de 1932.

Federico Gerdes retorna como director en septiembre 1932. Los seis meses que había ejercido como director Carlos Sánchez Málaga estuvieron envueltos en una polémica al interior de la Academia que llegó hasta los medios de prensa.  Los detractores acusaban a Carlos Sánchez Málaga y a Carlos Raygada (por aquel entonces secretario de la Academia) de ser "comunistas" y de no tener nivel musical mientras que los admiradores defendían a Sánchez Málaga por saber imponer disciplina, por su capacidad organizativa y de trabajo entre otras cosas. A Gerdes lo acusaban de mal administrador, de tener a la academia sumida en la rutina sin espíritu progresista. Sus admiradores, por el contrario, destacaban el alto nivel musical que poseía y el hecho de haber sido el fundador y gestor de la mayor parte de la historia institucional así como el maestro de algunos egresados.

Durante gran parte de la década de los 30 y hasta mediados de la segunda guerra mundial, Federico Gerdes hace esfuerzos por aumentar el presupuesto para contar con más docentes, mejorar la infraestructura y alcanzar académicamente el nivel universitario.  Los Prospectos de admisión de aquella época señalaban claramente que la finalidad de la Academia Nacional de Música Alcedo era formar músicos profesionales.  Los egresados recibían Diploma de Profesor de la especialidad respectiva, tenían valor oficial para efectos laborales y contaban con el refrendo del Ministro de Educación Pública.  Para aclarar alguna duda generada por opiniones que han pretendido minusvalorar el período de Academia dando a entender que la institución estaba al servicio de señoritas de la alta sociedad, cabe dar algunas cifras a manera de ejemplo:

AÑO 1933 

Total de alumnos matriculados

427

Becas concedidas por el Estado

136

 

AÑO 1936

Total de alumnos matriculados

412

Becas concedidas por el Estado

129

  

AÑO 1937

Total de alumnos matriculados

451

Becas concedidas por el Estado

163

  

AÑO 1940

Total de alumnos matriculados

528

Becas concedidas por el Estado

215

  

AÑO 1941

Total de alumnos matriculados

535

Becas concedidas por el Estado

214

Fueron años fluctuantes durante los cuales el tamaño de la pequeña orquesta variaba, la mayor parte de las veces, sin llegar al número ideal. A partir de 1938, muchos maestros miembros de la Orquesta Sinfónica Nacional realizaron labor docente en la Academia, sin figurar en planillas ni percibir bonificación adicional al sueldo de la O.S.N.  Entre los mencionados cabe resaltar a Hans Prager, Adolfo Farnesi, Hans Lewitus y Rodolfo Barbacci a quienes Federico Gerdes agradeció públicamente en las ceremonias de clausura. 

Entre la plana docente, (alrededor de 30 profesores) se encontraban destacados maestros como:  

  • Federico Gerdes
  • Carlos Sánchez Málaga
  • Teodoro Valcárcel
  • Pablo Chávez Aguilar
  • Enrique Fava Ninci
  • Cesar Arróspide de la Flor
  • Rodolfo Holzmann
  • María Ureta del Solar
  • Amilcare Mateucci
  • Virginio Laghi
  • Inés Pauta de Núñez
  • Gustavo Leguía
  • Victoria Vargas
  • Maria Jesús Felices
  • Irene Bunsen
  • Alejandro Antonoff
  • Nello Cecchi
  • José Alberti
  • Erich Schubert
  • Germán Rotschild
  • Augusta Palacio
  • Alberto Mejía

Las ceremonias de clausura del año escolar en la Academia Nacional de Música "Alcedo" eran eventos a los que solían asistir los edecanes del Presidente o Ministros y en alguna ocasión hasta el propio Presidente de la República.  Los alumnos premiados eran mencionados en los diarios.  Entre ellos, cabe mencionar por ejemplo a:

  • Luisa Negri
  • Angélica Cáceres
  • Natalia de Brito
  • Ines Spiers
  • Elena Savarain
  • Lindaura Gómez
  • Teresa Ibarra
  • Elvira de Almeida 

1938: Creación de la Orquesta Sinfónica Nacional y del "Consejo de Extensión Musical"

Durante los años 1938 y 1939 ocurren varios hechos que constituyen el inicio de una etapa transformadora en la vida de la Academia Nacional de Música y en la del país entero: el 11 de agosto de 1938, mediante Ley No. 8743 se crea la Orquesta Sinfónica Nacional, disponiendo que se contrate en el extranjero el número de profesores necesario para que, con la cooperación de los profesores nacionales, se atienda a su organización y funcionamiento.  Complementando ello, el 21 de marzo de 1939 se emite un Decreto Supremo que crea el "Consejo de Extensión Musical" y al día siguiente la Resolución Suprema No. 252 que dispone "Que el mencionado Consejo, a más tardar el 30 de abril próximo, proponga la reorganización de la Academia Nacional de Música "Alcedo" y su transformación en "Conservatorio Nacional de Música" aprovechando del personal que presta servicios en dicha Academia y en la Orquesta Sinfónica Nacional..."

Frente al presupuesto insuficiente de la O.S.N., se emiten nuevas Leyes ampliatorias (Ley 8841 del 16 de febrero de 1939 y Ley 8988 del 16 de octubre de 1939). En agosto de 1939 se dispone una partida para la construcción de un "Reflector Acústico" para conciertos al aire libre de la Orquesta Sinfónica Nacional (hoy conocido como "la Concha Acústica del Campo de Marte").

Todas las acciones anteriormente mencionadas permiten que la Academia cuente con más profesores, aun cuando los mismos no formaran parte de las planillas pues en los contratos se estipulaba que los músicos debían realizar, además de la labor artística dentro de la orquesta, labor educativa en la Academia.  En el Discurso Memoria correspondiente al año 1939, Federico Gerdes afirmaba que "la labor pedagógica de la Academia se ha ampliado grandemente, en el presente año escolar, con el ingreso al personal docente, de parte de los nuevos profesores, que, contratados por el gobierno para el servicio de la Orquesta Sinfónica Nacional, debían realizar, también, acción educativa.  Tan patriótica como previsora disposición ha permitido que funcionaran en nuestro instituto, cursos que no había sido posible implantar anteriormente" (Diario Universal, 09-01-940).  En la clausura de 1940, Federico Gerdes afirmaba que el Conservatorio Nacional “prácticamente está formado desde el instante en que se incorporaron a nuestro instituto, algunos de los Profesores contratados por el Gobierno para la Orquesta Sinfónica Nacional” (Diario El Comercio, 08-01-1941).

 

1943: Creación del Consejo Directivo de la Cultura Musical

En 1943, transgrediendo el artículo 154 inciso 8 de la Constitución Política de 1933, el Presidente Prado dictó un decreto que creaba el Consejo Directivo de la Cultura Musical. Este Consejo propuso como Director interino de la Academia al maestro Carlos Sánchez Málaga. El Consejo Directivo de la Cultura Musical, duplicó en la práctica funciones propias que la Ley asignaba a la Dirección de Educación Artística y Extensión Cultural del Ministerio de Educación. El Consejo Directivo de la Cultura Musical, tenía a su cargo la dirección administrativa y artística de todas las entidades y actividades musicales que dependían del Ministerio de Educación Pública.  Estaba encargado, entre otras cosas, de transformar la Academia Nacional de Música Alcedo en Conservatorio.

Carlos Sánchez Málaga

Después de once años de haber sido director por primera vez, Carlos Sánchez Málaga retorna con igual o mayor ímpetu, capacidad organizativa y espíritu innovador.  Es a partir de 1943 cuando logra cumplir objetivos pendientes que venían desde su anterior gestión. Se consolidan los elencos principales, los servicios de biblioteca y discoteca, se reformulan los planes de estudio y se una inicia la expansión de la educación musical a nivel nacional. El papel que jugó Carlos Sánchez Málaga en el desarrollo y modernización de la Institución en aquella época, así como en el futuro de decenas de músicos, es grande e indudable sin embargo, considerarlo como "el fundador" de la institución implicaría restar mérito a los más de treinta años entregados por Federico Gerdes. Significaría también discriminar las primeras y muy duras etapas de vida institucional, años en los que la educación musical era vista en el Perú como un simple "adorno" y el nivel cultural de la sociedad limeña ayudaba muy poco a superar enfermedades tan antiguas como la peste bubónica...

Durante las primeras décadas de la vida institucional, el término "Conservatorio" era entendido de distintas maneras alrededor del mundo. La Academia Alcedo era en realidad un Conservatorio con nivel más alto que el de muchos otros del mundo de aquella época e incluso del actual. Tanto Federico Gerdes como Carlos Sánchez Málaga pareciera ser que concibieron o emplearon erradamente la denominación "Conservatorio" como algo superior académicamente a una "Academia", quizá, como la capacidad de la institución para ofrecer todas las especialidades necesarias para formar una orquesta sinfónica así como la formación de compositores, brindando cursos de mayor exigencia que la que se impartía.  Es interesante comparar la diferencia entre lo que planteaba la institución en su prospecto de Admisión de 1945 (Academia Alcedo) y lo que ofreció en 1946 (Conservatorio).  Más esclarecedor aún es revisar uno de los libros clásicos de la primera mitad del siglo XX denominado "La educación musical" de Albert Lavignac el mismo que ayuda a situar los conceptos según la visión de la época. Otra revisión indispensable para entender el contexto corresponde a las 30 páginas que dedica el "Diccionario de la Música Española e Hispanoamericana" de Emilio Casares Rodicio al describir el término "conservatorios" o "Perú", páginas a través de las cuales se presenta un resumen histórico del desarrollo de los centros educativos musicales en dieciocho países hermanos así como la historia musical resumida de los mismos.

 

1946 - 1972: "Conservatorio Nacional de Música" (26 años)

Durante la gestión de Don Carlos Sánchez Málaga, el Presidente Dr. José Luis Bustamante y Rivero, con fecha 30 de marzo de 1946 emite un Decreto Supremo (el mismo que ha motivado polémica) en el que "cesa en sus funciones" a la Academia Nacional de Música Alcedo hasta entonces regida por la Ley 1725 y decreta la "creación" del "Conservatorio Nacional de Música", con su sección de estudios de grado superior y otra de grado primario denominada "Escuela Central Anexa", estableciendo además los vínculos con las Escuelas Regionales de Arequipa y de Trujillo. El artículo 4° del mismo Decreto Supremo mencionado señala: "El Director, el personal administrativo, docente y de servicio de dicha Academia, asumirán las mismas funciones en el Conservatorio Nacional, con las modificaciones que se deriven de su presupuesto administrativo y del reglamento interno".  En los mismos libros de Planillas de haberes, aparecen las de la institución bajo el nombre de Academia Nacional de Música "Alcedo" y las de la institución bajo el nombre "Conservatorio Nacional de Música y Escuela Central Anexa".  El tamaño de dichos documentos es considerablemente grande, por lo que se ha digitalizado solo las partes superiores de los dos meses que corresponden a la conversión de Academia en Conservatorio.  Si desea descargar el archivo correspondiente al mes de febrero de 1946, haga click aquí.  Para descargar el mes de marzo de 1946, haga click aquí.  (La inesperada polémica que se ha desatado surge del planteamiento que afirma que el Conservatorio fue creado como una nueva institución, a diferencia de la posición oficial que considera que la continuidad que existió entre la Academia Nacional de Música "Alcedo" y el "Conservatorio Nacional de Música" es muy clara por lo que el Decreto Supremo antes mencionado admite ser interpretado como la norma que formaliza la transformación de una institución primigenia hacia una nueva etapa en su evolución, siempre en la mira del avance en la formación de músicos profesionales.  El cuerpo docente y el personal en general, constituyen elementos fundamentales para lograr las transformaciones institucionales.  En el archivo adjunto, puede apreciarse la relación de todo el personal que figura en las planillas de la Academia Nacional de Música "Alcedo" y del Conservatorio Nacional de Música durante los años de cambio). (haga click aquí).

Planilla Febrero 1946 Academia Nacional de Música Alcedo

 

Planilla Marzo 1946 Conservatorio Nacional de Música

La segunda gestión de Carlos Sánchez Málaga es amplia y afectuosamente recordada por el gran dinamismo e infinidad de acciones positivas y transformadoras que realizó por la institución, tanto en la fase de Academia como en la de Conservatorio.  Entre los logros de esta época cabe mencionar que, gracias a la promulgación de la Ley 10555 (artículos 69 y 70), se estableció un pacto federativo con la Universidad Nacional Mayor de San Marcos que permitía que los alumnos titulados en el Conservatorio pudieran obtener el grado de Bachiller en Música siguiendo cursos en la Facultad de Letras. El Director del Conservatorio formaba parte del Consejo Universitario.  Se creó la sección normal para la formación de Profesores de Música. La orquesta se fortalece en 1945. Al año siguiente se hizo cargo de la misma el maestro Hans Prager, uno de los más destacados músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional. Posteriormente, la dirigieron Luis Antonio Meza, Leopoldo La Rosa y José Malsio. Años más tarde, el país contaba con compositores, egresados del Conservatorio, que obtuvieron premios nacionales e internacionales. Vale destacar a las primeras promociones: Rosa Alarco, Celso Garrico-Lecca, Enrique Iturriaga, Enrique Pinilla, Edgar Valcárcel, Francisco Pulgar Vidal y César Bolaños entre otros.

Después de la salida de Carlos Sánchez Málaga hay sucesivos cambios en la dirección general del Conservatorio; en 1951 asume la dirección el músico belga Andrés Sas. En 1952, interinamente, José Malsio, luego el maestro italiano Aurelio Maggioni hasta 1954. El año 1954 asume la dirección Roberto Carpio quien permanece hasta 1959.

En 1960 se inicia la tercera y última gestión de Carlos Sánchez Málaga, la misma que dura  hasta 1969. Encargado de reorganizar la institución, se restituye logros alcanzados durante su gestión anterior. Se designó un Consejo Consultivo. Se aumentaron las becas rentadas para los alumnos. Se reinició la publicación del Boletín del Conservatorio. En 1966, mediante Ley No. 16201 se otorga autonomía académica, y pedagógica al Conservatorio Nacional de Música y a la Escuela Nacional de Bellas Artes.  Carlos Sánchez Málaga renuncia en 1969 e ingresa como director interino, Roberto Carpio.  En 1970 asume la dirección, José Malsio. Se da un renovado impulso a la actividad coral y orquestal.

 

1972 - 1984:  "Escuela Nacional de Música" (22 años)

Durante el gobierno militar del Gral. Juan Velasco Alvarado mediante Decreto Ley No. 19268 se dispone la absorción del Conservatorio y otras escuelas de arte por el Instituto Nacional de Cultura, cambiando la denominación a “Escuela Nacional de Música”.  Esta lamentable decisión política vino de la mano con otros hechos que favorecieron una notable fuga de talentos y la desaparición de la Orquesta entre otros aspectos.

Enrique Iturriaga

En 1973 asume la dirección el compositor peruano Enrique Iturriaga hasta 1976. Se establece programas de proyección social y se crea el taller de música popular el cual estuvo bajo la dirección del también compositor peruano Celso Garrido Lecca. 

Celso Garrido Lecca

En 1976 se nombra interinamente a la maestra Nelly Suáres quien pronto entrega la posta al maestro Celso Garrido Lecca el cual dirige la institución hasta octubre de 1979. En su período se estableció el Taller Experimental de Ópera de Cámara y el Taller de Investigación. Se crea la oficina de proyección social a la comunidad a través de la cual se realiza gran difusión musical y a la vez se apoya al alumnado que realiza labor social otorgándoles becas y medias becas. Se intensificó la actividad coral y se promovió la difusión de la Nueva Canción muy ligada a la América Latina de la década de 1970. 

En 1979 inicia la primera gestión como Director del maestro Edgar Valcárcel hasta 1984. Se restablece el sistema de exámenes con jurado. Nuevas reformas curriculares incluyen los inicios de la especialidad de musicología. Hubo un importante apoyo y colaboración del Patronato Popular y Porvenir de Música Clásica. Se realizó concursos, se realizó publicaciones y se restableció la orquesta con el apoyo eventual de músicos profesionales. El Coro general grabó discos de vinilo (LP's) de música de compositores peruanos.

El año 1982 la Ley General de Educación 23384 otorga a la Escuela Nacional de Música el rango de "Escuela Superiores con autonomía académica y económica". Se consolida la Orquesta Sinfónica del Conservatorio. Importante actividad del Coro General. Se edita partituras de música peruana.  En 1983 la Ley 23626 sustituye texto de la Ley 23384 precisando que "La Escuela Nacional de Bellas Artes y la Escuela Nacional de Música tienen la condición de Escuelas Superiores con autonomía académica, económica y administrativa".  Entre fines de 1984 y durante todo el año 1985 ocupó interinamente la dirección general, el profesor de piano César Bedoya. 

 

1986 - 1990:  Nuevo curriculum diseñado en función a Ley Universitaria 23733

Armando Sánchez Málaga

En 1986 asume la dirección el maestro Armando Sánchez Málaga hasta 1990.  Se formula un currículum basado en el sistema de créditos y áreas de formación, con miras a lograr un perfil similar al de la universidad peruana. Se inició el traslado del sistema manual de información académico administrativa al sistema computarizado.  Se abrió un taller de jazz que marcó el inicio de una renovada actividad jazzistica en el Perú, se impulsó la música de cámara, la formación de nuevos conjuntos como el de instrumentos tradicionales peruanos.  Se inició la publicación de la revista Conservatorio y se organizó diversos eventos de actualización y perfeccionamiento docente.  Especial mención merece la apertura hecha al ingreso de una nueva generación de profesores a la institución y el fomento de la participación activa de los mismos a través de las numerosas comisiones de trabajo especialmente conformadas.

En 1991 asume la Dirección, por segunda vez, el maestro Edgar Valcárcel Arze hasta mayo de 1993. Se crea la Banda Instrumental, se organizó un importante festival de música peruana que permitió una revisión amplia del catálogo camerístico peruano. Se realizó una nueva campaña orientada a buscar apoyo para conseguir un nuevo local. Se dio un primer paso en la iniciativa anterior de crear la sección de estudios preparatorios para jóvenes.

 

1994 - 2011:  Conservatorio Nacional de Música (17 años) 

  Nelly Suárez de Velit

El año 1993 asume interinamente la dirección la mezzosoprano y maestra de canto Nelly Suárez de Velit. Se prepara una nueva propuesta de Estatuto. El Estado entregó un amplio terreno en zona residencial de Monterrico, Surco. El Decreto Supremo No. 47-94-ED aprueba el actual Estatuto del Conservatorio Nacional de Música. Reduce la cantidad de miembros del Consejo Directivo, plantea un nuevo régimen académico y dispone realizar elecciones para elegir nuevas autoridades mediante asamblea de docentes dando como resultado la elección de un nuevo cuerpo directivo y ocupando la Dirección General la maestra Nelly Suárez de Velit hasta 1998.  En 1994, la Ley 26341 restituye la denominación de "Conservatorio Nacional de Música" a la institución e incluye al Conservatorio en el artículo 99 de la Ley Universitaria 23733.

En 1995 se lleva a cabo una reorganización administrativa, se redacta los primeros reglamentos internos del quehacer institucional; se implementa la mayor parte de servicios académicos y de bienestar actuales. Se inicia la elaboración técnica y meticulosa de un nuevo curriculum.  En 1996 se celebran las Bodas de Oro de la primera fecha en que la institución se denominó “Conservatorio Nacional de Música” que incluyó la realización del Primer Simposio Nacional “La formación del músico en el Perú” en el que participaron las quince Escuelas Regionales de Música del País. Se realizaron concursos nacionales de composición musicología e interpretación.  En 1997 el Conservatorio se ve forzado a devolver el local de Monterrico anteriormente adjudicado y, tras una campaña en la que participaron unidamente todos los miembros de la institución, el gobierno asignó el edificio de la antigua sede del ex Banco Hipotecario que actualmente ocupa.

En 1999 se inicia la segunda gestión del maestro Enrique Iturriaga hasta 2002. En el 2000 se actualizan los planes de estudios, se reformula el plan de estudios y el reglamento académico. Se impulsó la organización de gran cantidad de talleres, seminarios, clases maestras, festivales, estrenos de obras de cámara y orquestales de los alumnos del Conservatorio; se creó la hemeroteca y se editó los dos primeros discos compactos co producidos por el Conservatorio: “Cantos e instrumentos aguarunas” y “Celestes coros” grabado por el coro de niños; se firmó un convenio académico con la Universidad Nacional Mayor de San Marcos  y se modificó el sistema de elecciones dando una mayor participación al alumnado en la elección del cuerpo directivo de la institución.  Se consolidan la formación de la Orquesta Sinfónica, Banda Sinfónica, Coro General y el Conjunto Instrumental de Niños. 

Lydia Hung Wong

El año 2003, mediante elecciones generales, asume la dirección la pianista y maestra Lydia Hung Wong. Se realiza durante tres años consecutivos (2003, 2004, 2005) el Seminario – Taller de Educación Musical Temprana. Se celebró el 60º Aniversario de la primera fecha en que la institución se denominó “Conservatorio Nacional de Música”. El Conservatorio participó como fundador en la constitución de la Asociación Latinoamericana de Conservatorios y Escuelas de Música (ALCEM). Se organiza el Primer Curso Internacional de Trombón, Tuba y Bombardino. Se adoptan criterios de orden empresarial con miras a crear una imagen corporativa del Conservatorio, se crea y registra un nuevo logotipo, se diseña colores institucionales, se realiza un análisis FODA y se promueve la creación del Patronato Conservatorio Nacional de Música (hoy Patronato Peruano de la Música). Se amplió los servicios de extensión. Se firmó varios convenios marco de cooperación académica y artística. Se realizó un significativo número de eventos, concursos y se publicó -en co producción con otras entidades- los discos compactos "Música de compositores peruanos" y "Homenaje a Mozart".

En 2006, mediante elecciones generales, es elegido para asumir la dirección general el pianista y maestro Fernando De Lucchi. Se reorganiza el área administrativa y se reestructura los sistemas de planificación, ejecución, control, contrataciones y adquisiciones logrando un notable manejo efectivo de recursos destinados a mejorar la calidad de la enseñanza, la atención, infraestructura física, nuevos y mejores instrumentos musicales, el inicio del sistema intranet, la comunicación interna y externa, sistemas de seguridad. Luego de innumerables acciones enérgicas y sostenidas se logra que el pleno del Congreso apruebe por tercera vez y promulgue la Ley 29292 que faculta al Conservatorio a otorgar grados académicos y licenciatura equivalentes a los que otorgan las universidades del país (1). Se realiza una intensa campaña mediática orientada a difundir los beneficios que aporta la buena música a la sociedad.  Se refacciona el Auditorio de la sede histórica y se promueven los primeros intercambios efectivos de estudiantes con Europa, EEUU y América del Sur.  1. En el mes de noviembre de 2007, el Congreso de la República aprobó un proyecto de Ley mediante el cual se faculta al Conservatorio Nacional de Música a otorgar grados académicos de Bachiller y Títulos Profesionales de Licenciado, dentro del marco de la Ley Universitaria; en junio de 2008 el Pleno del Congreso se allanó a las observaciones del poder ejecutivo y aprobó por segunda vez el proyecto. Ante la nueva observación del ejecutivo, la comisión de educación del parlamento recomendó la insistencia.  Es así que el 04 de diciembre de 2008, luego de largo debate, el Pleno del Congreso de la República aprueba por tercera y ultima vez este proyecto que, finalmente, reivindica el valor académico de los estudios superiores de música en el Perú.

El Conservatorio se rige actualmente por un nuevo Estatuto, Reglamento General y muchos instrumentos de gestión que, junto a su autonomía, garantizan una vida académica no supeditada a intereses económicos, políticos ni de otra índole. Ello le permite centrar su quehacer en la mejora contínua de la calidad académica y en una proyección internacional que está siendo cada vez más reconocida en distintos continentes.  El año 2010, a los convenios existentes con importantes entidades como el Conservatorio de Praga se sumó la suscripción de un Convenio con la legendaria Academia Sibelius (Finlandia) y la Universidad de Valparaiso (Chile).

Durante sus 103 años de vida, la institución actualmente denominada Conservatorio Nacional de Música ha tenido dieciséis directores generales y la mayor parte de sus fotografías forman parte de la "Galería de Directores" que se inauguró en 1946 y que exhibe el Conservatorio Nacional de Música desde aquel entonces:

Federico Gerdes en dos períodos desde 1909 a 1929 y de 1932 a 1943, Vicente Stea de 1929 a 1930, Monseñor Pablo Chávez Aguilar de 1930 a 1931, Enrique Fava Ninci 1931 a 1932,  Carlos Sánchez Málaga 1932, de 1943 a 1951 y de1960 a 1969, Andrés Sas en 1951, Aurelio Maggioni de 1952 a 1954, Roberto Carpio de 1954 a 1959. José Malsio de 1970 a 1972, Enrique Iturriaga de 1973 a 1976 y de 1999 a 2002, Celso Garrido Lecca de 1976 a 1979, Edgar Valcárcel de 1979 a 1984 y de 1991 a 1993, Armando Sánchez Málaga de 1986 a 1990, Nelly Suáres de Velit de 1993 a 1998, Lydia Hung Wong de 2003 a 2006 y, desde 2007, Fernando De Lucchi.

  

Principales fuentes consultadas: 

  • Archivo General del Conservatorio Nacional de Música (en el que se encuentra patrimonio documentario desde que fuera "Academia Nacional de Música "Alcedo")
  • Diario Oficial El Peruano
  • Diario de Debates y Archivo del Congreso de la República
  • Archivo Central del Ministerio de Educación

 

 
  

 

rs232 monitor;serial sniffer port;rs232 port monitor download;Mini creditos con ASNEF;patch.com